¡Seguiremos en pie de lucha, defendiendo nuestras aulas, nuestros derechos y nuestro futuro!

¡Seguiremos en pie de lucha, defendiendo nuestras aulas, nuestros derechos y nuestro futuro! 1
Concentración en la Plaza de Bolívar del magisterio nacional – 19 de junio 2024

En la lucha por el derecho a la educación pública, científica y financiada plenamente por el Estado, los docentes hemos tenido que enfrentar todo tipo de argumentos y medidas con los que los representantes de las clases explotadoras nos atacan, tratando de deslegitimar la razón de nuestra lucha: las infancias y juventudes que son el presente y el futuro de una sociedad más justa.

Los ataques han ido desde que no queremos trabajar, que pedimos muchos descansos o vacaciones, que adoctrinamos a nuestros estudiantes, que no brindamos educación de calidad… ahora nos tenemos que defender de palabras como las de la senadora Fernanda Cabal que dice: «Que la educación pública sea esencial para que los docentes no paren en horario escolar sino en otro horario». Esta señora pretende señalar nuestro derecho a huelga como uno de los culpables de la calidad de la educación.

Senadoras reaccionarias como Fernanda Cabal pretenden que la educación deje de ser un derecho fundamental y pase a ser un servicio esencial. Detrás de esto no solo se ataca el derecho a huelga, lo que realmente se esconde es el interés de la desfinanciación de la educación pública y su entrega para que, tal como se hizo con la salud, este derecho pase a engordar los bolsillos del avaricioso capital privado.

Con estos argumentos reaccionarios pretenden desvirtuar nuestro legítimo derecho a la huelga; un derecho que los pueblos del mundo se han ganado con lucha directa y con muchísima sangre derramada. Un derecho que hace parte de la democracia burguesa que esta senadora cacarea defender.

¡Como pueblo no podemos dejarnos engañar! La huelga es nuestra herramienta de lucha más poderosa. Si hoy al magisterio no lo han escuchado, con docentes de todo el país en paro y con miles de estudiantes desescolarizados, ¿de verdad creen que nos harán caso marchando fuera de horario y sin afectar la prestación del servicio? ¡No! La burguesía solo pretende desmovilizarnos y mantenernos sumisos mientras destruye la educación pública, precarizan aún más a los y las maestras y despojan a nuestros estudiantes de un futuro menos indigno.

Y es que los paros del magisterio no son caprichos. Son respuestas directas a los ataques de la burguesía contra la educación pública, contra los maestros, los estudiantes y el pueblo en general. Cada vez que paralizamos las aulas, es porque estamos siendo obligados a levantarnos y enviar un mensaje claro y contundente: de que no aceptaremos sus políticas privatizadoras y que pisotean los derechos del magisterio, de los estudiantes o de los padres de familia.

¡No cederemos! La lucha por la educación pública es la lucha por el futuro de nuestra clase. No permitiremos que nos arrebaten lo que nos pertenece por derecho. ¡Seguiremos en pie de lucha, defendiendo nuestras aulas, nuestros derechos y nuestro futuro!

¡Viva la educación pública! ¡Viva la lucha del magisterio colombiano! ¡Abajo la privatización de la educación pública!
¡Adelante, clase obrera, adelante con valor, hay que romper las cadenas de este sistema opresor!
Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias de la Revolución
Viva El Comunismo

Suscríbase a Nuestro Boletín