La descarga que necesita esta sociedad

La descarga que necesita esta sociedad 1

Pareciera que la siguiente historia fuese sacada de un mundo paralelo: una famosa y “talentosa” mujer, insulta a otra mujer, negra, apodándola “King Kong”, precisamente por eso, por ser negra. Después de unos días, la agresora recibe un contrato de trabajo en uno de los dos canales televisivos más vistos por la población colombiana.

Sí, estamos hablando de Marbelle, la cantante racista que agredió a la hoy vicepresidente Francia Márquez vía Twitter. Es tan podrida esta sociedad burguesa, que el premio para la agresora, es aparecer en horario estelar o “prime time” en muchos televisores y dispositivos de la población colombiana que gusta consumir ese tipo de programas concurso. Algunos dirán que esto debería dejarse pasar para no caer en aquella máxima de la publicidad según la cual lo importante es que hablen, bien o mal, pero que hablen. Sin embargo, es muy importante desenmascarar a los medios de comunicación burgueses que viven del escándalo, de subir su rating dándole pantalla a una mujer que agredió a otra mujer públicamente por su raza.

La clase obrera debe ser crítica en torno al contenido que consume junto a su familia, debe comprender que todo en la sociedad tiene un sello de clase y Marbelle representa a la lumpenburguesía mafiosa. Si bien, es una mujer que proviene del pueblo, que fue maltratada por su exesposo teniente coronel, el delincuente Royne Chávez que frecuentaba casas de prostitución; al final, decidió convertirse en una propagandista del uribismo, es decir, de la burguesía mafiosa pero de una forma en la que se destaca su agresión constante contra las mujeres detractoras, atacando muchas veces su físico.

Ni Marbelle, ni la televisión basura deben ser referentes del pueblo. El capitalismo, la cultura traqueta que representa Marbelle, los medios tradicionales como Caracol TV que posicionan en lo más alto a figuras racistas como esa cantante, reposan en la taza de un inodoro como lo hacen sus aguas inmundas, representando lo más fétido de la sociedad y sólo el proletariado organizado, podrá cambiar esa podrida cultura y el sistema caduco, si tira hacia la cañería del olvido por medio de una violenta descarga, toda la inmundicia de la podrida sociedad capitalista.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *